Tu primero, el mundo después